Llegadas las vacaciones, hago un alto en el camino, para intentar digerir esta vorágine de los últimos meses y ordenar un poco los pensamientos. Todo, además, para rematar con los bochornosos espectáculos circenses en un Congreso que, más que nunca, le han dado la razón a quien colocó a los leones en su entrada, anunciando lo que allí se cocía. Más de una vez, me han hecho desear que hubieran estado vivos… y dentro, claro.

Leer más...

Desde que saltó la noticia de la recuperación del busto de Hadriano y la intención de trasladarlo a Sevilla, el personal saltó como un muelle. De momento me alegré, porque este fenómeno de acción-reacción, es una muestra palpable de la conciencia que los ecijanos van adquiriendo sobre su Patrimonio y la asunción de la responsabilidad que les obliga a defenderlo. Pero, por otro lado, confieso que me preocupó el brinco, porque los años me enseñaron que en los asuntos donde actúan fiscales, jueces y políticos de distinto signo, es mejor andar con cautela.

Leer más...

Cuando hace ya treinta y dos años, el que fuera uno de los mejores alcaldes de Écija, Julián Álvarez Pernía, me pidió que me uniera a su equipo en el Ayuntamiento, yo me lo pensé bastante porque, siendo demócrata cristiano, siempre me había considerado un Humanista y, la verdad, no sabía bien las coordenadas por las que se movían los andalucistas que, muy recientemente, habían abandonado la “S” de Socialista, para abrir el abanico a todo andaluz que quisiera trabajar por su tierra. Julián, que adivinó mis dudas, me regaló el “Ideal Andaluz” de Blas Infante y algunos de sus textos. Me pidió que los leyera antes de tomar una decisión.

Leer más...
Publicidad
Ecitour_Viajes_Ecjiaf
Mercado_de_Ecija
Publicidad