Vivo en un silencio expectante. Los disparates se van amontonando demasiado deprisa y a mí siempre me ha gustado tomarme mi tiempo para realizar el análisis más objetivo posible, pero, sintiéndolo mucho, este último invento de los indultos, no puedo dejarlo pasar. 

Leer más...

Cada vez me cuesta más despistarme de lo que está pasando en Madrid; y eso, que me digo a mí mismo que no soy madrileño y que bastante señalado, prejuzgado y condenado me tienen ya, como para ir escribiendo por ahí algo que pueda parecer, por asomo, que contradice los dogmas de cualquier cédula con ínfulas de progresía. Pero es que no tengo más remedio porque creo que, cuando se advierten ciertos desmadres, manifestarse debidamente resulta -más que un desahogo- una obligación ética para cualquier quijote que, como yo, se encuentra en la tesitura de salir al encuentro de la sinrazón. Más aún porque no es solamente Madrid quien sufre de este mal, sino que ha invadido toda España: ciudad por ciudad, barrio por barrio y casa por casa.

Leer más...

Hace unos días Rocío Rodríguez, hija de mi querido, añorado y admirado Amigo, Juan Rodríguez Recio -durante años, director y primer actor de la Compañía “Giraldillo de Comedias” de Sevilla-, me envió un mensaje felicitándome por el vídeo “Las Voces de mis cristos”.

Leer más...
Publicidad
Publicidad