“Tipografía”

Antes o después cualquier sinrazón cae por su propio peso. Cuando aún procesábamos la noticia de la semana y nos preguntábamos si la remodelación del Gobierno de Sánchez respondía a un verdadero deseo de cambio o a un lavado de cara al servicio del egocentrismo al que nos tiene acostumbrados el Presidente, surgió el asunto de Cuba y, con sólo un gesto, toda la sinrazón se destapó, dejando el culo al aire a los estrategas de la intriga y el birlibirloque.

Sánchez no quiere un cambio sino perpetuarse y, con la remodelación, aparte de quitarse de un manotazo a todo el que hacía sombra, se ha dado un lavado de cara ante el personal (¡porque vaya los regalitos defenestrados!) y ha tranquilizado a sus socios comunistas. Definitivamente este Gobierno no lo definen sus ministros (cada día más dóciles e inexpertos), sino el intento de unos políticos mediocres por implantar el Social-comunismo en un país como España, que nunca lo fue y que no debería de serlo nunca.

Me queda sólo una curiosidad: ¿qué hubiera dicho Carmen Calvo sobre el Régimen cubano? ¿Cómo se habría manifestado tras la represión que se está produciendo en el País Hermano? Ella, tan “demócrata”que, empeñada en agraviar a Franco, el dictador -que, ya muerto y olvidado, descansaba bajo toneladas de tierra y de tiempo- vino a resucitarlo, desenterrándolo, enviándole un helicóptero para orearle el esqueleto y provocando, de paso, el resurgimiento de las dos Españas, de los agravios pasados, de los antiguos rencores y de las fobias extremistas. ¿Qué hubiera dicho doña Carmen sobre Cuba y el Régimen Castrista? ¿sobre Fidel y su zaga de dictadores? Pues me quedé con las ganas de saberlo porque, justo el día antes de que el Pueblo cubano tomara la calle, a ella la pusieron mirando para Cabra.

Pedro Sánchez no ha querido reconocer, tácitamente, que Cuba es una Dictadura. Sus ministros han tomado nota y lo han secundado unánimemente (se nota que, con tanta cabeza recién cortada, no anda el horno para alardes,… Sobre todo, porque la paga de ministro viene con su “rasca” premiado y todo)

Sin embargo, lo de Podemos es lógico: son comunistas y tienen que defender a Fidel, su camarada de enganche y referencia, aunque sólo sea por la Sinrazón del inmovilismo reaccionario y la sacrosanta historia de sus dictaduras. Podemos está condenado a ignorar que el Sistema Comunista es el más criminal de la Historia de la Humanidad. Porque no hay que engañarse: digan lo que digan y se pongan como se pongan, Pedro Sánchez y sus ministros (incluyendo al nuevo de Exteriores) o cualquier “portavoza” de Podemos, sólo hay que hacerles la prueba del algodón o, mejor, la pregunta del millón: ¿hay alguien que pueda nombrar un país comunista donde exista libertad de prensa, separación de poderes, partidos políticos varios, sindicatos independientes y elecciones libres?... ¿Verdad que no? Por eso se les llama Sistemas Totalitarios o Dictaduras (sujetos a un Estado por Decreto, dictado, represión y fuerza) y no pueden llamarse Democracias, que anteponen -en Justicia y por Ley- la dignidad del Hombre, sus derechos y sus libertades a cualquier otra razón de Estado.

Pues yo me conformaría con que todos estos conceptos básicos de la Política práctica, los pudieran aprender y asimilar correctamente, los portavoces, “portavozas” y “portavozos” del nuevo gobierno de este circo. Pero mucho me temo que, siendo los que son, la cosa es como pedirle peras al olmo.

Publicidad
PromoBienvenida_web.gif
Publicidad