×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

Distintas emociones se mezclan durante el Viernes Santo, entre ellas la tristeza por el adiós .-"Esto es lo que nos hemos perdido los últimos años" le decía un hombre a su mujer en pleno centro de la ciudad cuando contemplaba el paso de la Virgen de la Piedad y a escaso cincuenta metros se encontraba el paso de Jesús sin Soga mientras hacía su entrada por Santa María la Virgen de la Fe en "El Salón" de salía instantes antes el Santísimo Cristo de la Exaltación en la Cruz. Este era solo uno de los momentos inéditos que ha dejado el Viernes Santo de Écija.

San Juan completa la madrugá ecijana.-Pasadas las 13.00h del Viernes Santo hacía su entrada en la Iglesia de San Juan la Virgen de las Misericordias dando por concluida la madrugá ecijana que había comenzado trece horas antes con la salida de la Hermandad de “El Silencio” en los primeros instantes del día.

Espléndido y caluroso Jueves Santo.-La tarde del Jueves Santo acoge a dos hermandades donde los sentimientos y el fervor son señas de identidad, y ambas están respaldadas por el cariño y la pasión que les profesan dos barrios de la ciudad: el de Cañato y el de San Agustín.

El Señor de Écija baja del altozano y se presenta al mundo.-El descenso del Santísimo Cristo de la Salud, titular de la Hermandad de San Gil, ha bajado un año más de su estancia en el Templo del altozano, para devolver la visita a todos esos fieles que todos los viernes del año lo visitan en lo más alto de la ciudad. Junto a él, la Coronación de Espinas y Nuestra Señora de los Dolores.

Los Estudiantes esperan cuatro años para completar su recorrido del Martes Santo.-Han tenido que pasar cuatro años para que la conocida como Hermandad de los Estudiantes haya podido completar su tradicional Estación de Penitencia del Martes Santo en Écija. En esta ocasión el día y la noche han acompañado y las prisas y los itinerarios alternativos se han quedado solo en el recuerdo. Este año sí se ha podido ver el majestuoso paso de misterio de Nazareno, el Cristo de la Expiración y a “la Lola”, con la tranquilidad que se merece.

La hermandad del barrio del Puente se reencuentra con las tradiciones.-El barrio del Puente ha vivido su momento más especial de la Semana Santa ecijana, el día en el que pueden ver a su Cristo de la Yedra y a Nuestra Señora de la Caridad pasar por su puertas, acercarse a escasos centímetros de sus ventanas o balcones, y ver como durante unos minutos recorre el barrio que durante todo el año los venera.

Más artículos...

Publicidad