“Tipografía”

Llena de simbolismo y detalles que la diferencia del resto de hermandades que procesionan durante la Semana Santa de Écija, la Hermandad de la Mortaja aporta a la tarde del Viernes Santo un punto de solemnidad añadido que enriquece la semana mayor ecijana.

Desde la auténtica joya del barroco en Écija, la Iglesia de Los Descalzos, ha iniciado, como cada año, su Estación de Penitencia la Hermandad de la Sagrada Mortaja. Un momento el de la salida muy especial desde hace unos años porque la primera plaza que la recibe lleva el nombre de uno de los artífices de que hoy en día esta hermandad sea una realidad, D. Esteban Santo Peña.

Durante el recorrido, también en un estricto silencio, la hermandad ha hecho su paso lugares donde el paso de la Sagrada Mortaja, un paso especialmente alto, se puede apreciar en toda su plenitud adquiriendo una belleza especial. Esto ocurre en la Plaza de la Constitución, junto a otro ejemplo del barroco, donde la extensión de la plaza deja ver el paso y cada una de sus imágenes, prácticamente desde cualquier punto.

La Hermandad de la Mortaja es la primera en realizar el recorrido completo el Viernes Santo, y con ella se cierra la Carrera Oficial de una jornada completa que se iniciaba a las 00.00 horas con la Hermandad del Silencio, continuaba con la Hermandad de San Juan y se completaba con Jesús sin Soga, La Merced y La Mortaja.

 

Publicidad
Joyeria Ramos