Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Que tengamos noticias los primeros guardias urbanos que hicieron acto de presencia en las calles de nuestra ciudad fueron con motivo de la Feria del III Centenario en el año de 1952. A partir de esa feria el Ayuntamiento, ante el constante aumento del tráfico rodado y a la vista del peligro que suponían diferentes cruces estratégicos en el casco urbano, encomienda a la policía municipal regular el tráfico tanto rodado como peatonal. Provistos de cascos y correajes blancos, realizan los servicios en dos turnos: mañana y tarde, asignándoles los cruces de la Plaza de España, la calle La Victoria, (por entonces carretera general de Madrid-Cádiz), Puerta Cerrada, Puerta Palma y Plaza de Colón. Posteriormente se cambia el guardia situado en la Plaza de Colón al cruce de las calles Cañaveralejo y San Benito.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Escolanía "Virgen del Valle" fue constituida en 1948 para los cantos propios de la Parroquia Mayor de Santa Cruz, principalmente para su misa mayor, salidas procesionales de la Santísima Virgen del Valle, Corpus Christi, Visitas de Impedidos, sabatinas durante el año y otras festividades extraordinarias de la referida Parroquia. Estaba formada por una veintena de jóvenes ataviados de monaguillos, sotana blanca y esclavina grana con el escudo de la parroquia.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Durante las décadas de los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, la avenida Miguel de Cervantes, apodada “calle nueva” se convirtió en la arteria principal de Écija y gozó de gran esplendor. Fue un periodo en el que la avenida se convirtió en el reflejo de la ciudad. A esta imagen contribuyeron los cines de verano, los locales de ocio, las cafeterías y los salones recreativos. Sin duda alguna se trató de una vía llena de vida que tenía su máximo apogeo de noche, momento en que el bullicio de los cines de verano era extraordinario.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Aprobadas las obras de reforma de la Plaza de España por la Comisión Provincial de Monumentos de Sevilla, en la década de los sesenta el Ayuntamiento de la ciudad encargó a Ricardo Comas Fagundo, una fuente luminosa para colocarla en el espacio dejado tras el derribo del popular kiosco de la música. El "tablao de la música," como también se conocía, había sido renovado por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Salud, con la construcción de uña artística baranda y una marquesina de hierro fundido y troquelado, sobre la plataforma ya existente en la Plaza.

Más artículos...

Publicidad
Publicidad