Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La denominada "Casita de Papel" era un edificio de una sola planta y de traza sencilla destinado a bar y cafetería. Se encontraba situada a la entrada de los jardines de Lourdes desde la calle Nueva. Fue durante muchos años un lugar popular por su ubicación, que permitía desplegar una amplia terraza en los meses veraniegos. De ello hacía gala este establecimiento pues en la publicidad que se insertaba en las revistas feriales se podía leer: "Todas las personas de buen gusto frecuentan La Casita de Papel. La prefieren por la calidad de sus artículos, su magnífica terraza y clima idea"(1). Estaba en plena actividad hasta que el Ayuntamiento acordó su traslado al otro extremo de los Jardines de Lourdes, es decir, desde el lado oeste al este (2). A tal fin se autorizó a su adjudicatario, Manuel Moreno Muñoz, para que construyera un local de mampostería de acuerdo con el proyecto redactado por el arquitecto Municipal José Granado de la Vega. Este nuevo establecimiento viene a recoger importantes mejoras para el fin al que se destinaba. La concesión administrativa de su explotación fue de 15 años, tras cuyo periodo las instalaciones pasaron a propiedad municipal, destinándose durante algunos años como oficina de turismo. La denominación de Jardines de Lourdes se acuerda oficialmente en sesión de fecha 28 de diciembre de 1961. También se adoptó en ella el acuerdo de que los jardines existentes frente al "Bar 4 Vientos", se denominara, Glorieta Luis Vélez de Guevara.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Tras la apertura oficial en 1912 por el Alcalde de Écija, Felipe Encina y Jordán, de la Avenida de Miguel de Cervantes, (popularmente conocida por calle Nueva) se sucedieron diferentes proyectos entre ellos un parque de atracciones donde hoy se ubica el Parque Infantil.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La llegada a la Corporación Municipal de Manuel Gómez García, y especialmente como delegado de la Policía Municipal, marcará un hito importante en este cuerpo. Además de organizar la festividad del Patrón, creándose por primera vez unas jornadas de convivencia y camaradería, trajo consigo, ya no sólo la asignación de unas pagas extraordinarias, sino el incremento paulatino de sus salarios, por aquel tiempo irrisorios. Tal era la penuria económica de la Policía Municipal, que raro era el que concluida su jornada laboral, no tenía otro trabajo para poder cubrir las necesidades de su familia. Los miembros de la Policía eran pues funcionarios públicos con doble actividad laboral: la pública y la privada. La necesidad de buscar un trabajo extra hizo que algunos de sus hombres, que de día utilizaban el uniforme municipal, tuvieran por la noche que sustituirlo por el uniforme de portero de cines u otra ocupación.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Personaje destacado en esta década en la que ocupa lugar preeminente en la historia de Écija. El doctor Sánchez-Malo Ruiz formó parte de la Corporación Municipal durante seis años (1961-1967) al ocupar el cargo de teniente de alcalde-delegado de Urbanismo y Obras Públicas, tras el cese de Román Castelo Ortiz. Durante su mandato se construyó el colector del arroyo La Guitarrera, obra de gran importancia de cara al futuro de la zona sur de la ciudad. Acometió el exorno de los numerosos rincones típicos que presentaban un estado lamentable, entre ellos, los situados en las calles Juan de Angulo, Saltadero, Plazuela de San Juan... Instaló una fuente en la cuesta de San Gil, para que los vecinos de ese humilde barrio tuvieran el agua más próxima, y evitarles así los desplazamientos con cántaros y otros utensilios a otras fuentes públicas, lejos de sus domicilios.

Más artículos...

Publicidad