×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

En primer lugar, comprando en ECIJA ayudas a tus propios vecinos, ya que el pequeño comercio suele estar regentado por vecinos de la localidad implicados en el municipio a los que le importa su pueblo y todo lo que sucede a su alrededor.
 Ayudando a tus vecinos ayudas a todas aquellas pymes, autónomos y emprendedores que han arriesgado y luchan cada día por hacer realidad su sueño y sacar sus negocios adelante.


No cuidamos nuestro Patrimonio urbano, tampoco el artistico. El objetivo de se civicos consiste en mejorar la convivencia entre la ciudadania y preservar tambien los bienes publicos. El civismo es un derecho demandado por los ciudadanos; es facil hacerlo , si ponemos un poco de nuestra parte, de nuestra conciencia ambiental y tambien del respeto a los demás.

Viene Tientapanza y me premia como emigrante; y dice bien, porque me tienta la panza, la barriga, que se ha de llenar cada día. Y para ello tuve yo que emigrar a otra tierra, en otro tiempo, en otras circunstancias.

Pero yo le pido hoy a Tientapanza que me tiente, delante de vosotros, el corazón. Pues el corazón también se llena, aunque se llena de otra sustancia más etérea, esa que llamamos amor, cariño, afecto…. cada cual le da un nombre, pero en el fondo todo es lo mismo.

Mi gran amigo Fernando , con buen criterio me comento que no esta o no existe el verbo Ecijanear, para salir de dudas, lo primero que hice fue ir al Diccionario de la Lengua Española para comprobarlo, y efectivamente salvo error por mi parte dicho verbo no estaba, me dio un poco de tristeza y rabia a la vez, porque pienso que al vivir en esta ciudad que no pueblo ( en 1402, Enrique III, restituyo dicho titulo), lo que hacemos los ecijanos es ECIJANEAR, cuando hablamos bien de esta ciudad es Ecijanear, me da un pronto de escribir a la Real Academia Española para que lo incluyan.

Es decir un sentimiento que es tan antiguo como el hombre, sentir su tierra.

Aquí naces, aquí creces, aquí aprendes, aquí mueres. Aquí te aman, aquí lo comprendes, aquí tú eres el que quiere. Aquí te ríes, aquí lloras, aquí entiendes.

Y te vas, porque no puedes…. porque quieres irte… porque la vida es así…, y luego, antes o después, te conforma buenamente.

Publicidad