Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Llevamos tanto tiempo asqueados y aburridos de la política, por las idas y venidas, las componendas, las declaraciones, los tufillos, las zancadillas, los postureos, los amagos, los flirteos y los oropeles de nuestros gobernantes y postulantes, que al final va a resultar que el acontecimiento político más importante de los últimos meses, va a ser la Copa del Rey de Fútbol.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Lo siento pero, por mucho que algunos vuelvan a replicar y contrarreplicar mis artículos, me reitero en que me siento absolutamente incapaz de comprender a Pablo Iglesias, este pseudoprofeta del fascismo más cutre y esperpéntico. Es más, por lo que leo y lo que sé, incluso muchos de los suyos también se sienten, algunas veces, incapaces de apoyar las estupideces que mantiene, ante la impotencia de los que creen en los principios de la Democracia y la indignación de los que, realmente, han sufrido el espanto de sus más fanáticos enemigos.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En estos últimos meses, tuve muy presente a Don Miguel de Cervantes en mis artículos. No podía ser de otra forma: mi admiración por él es inmensa pero, además, los hechos que andan ocurriendo en nuestro país, de un tiempo a esta parte, nos exigen una profunda reivindicación de su filosofía, de su literatura, de toda su aportación a nuestra Historia Común.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves... La deseada objetividadEn uno de mis últimos artículos afirmé que los Sistemas Comunistas son y han sido en la Historia del siglo XX, los regímenes criminales más represivos de todos los que han existido (más, incluso, que el nazi y que todos los de corte fascista que han existido). Entonces, un conocido me acusó de haberme vuelto facha y me anunció su decisión de darse de baja en mi Facebook.

 Lógicamente, que dejara mi Facebook –para el que me solicitó amistad- me la trae al pairo, pero confieso que me preocupó el hecho de que me tildara de fascista: no por hacerlo o por serlo, sino porque me hizo meditar sobre el grado y la calidad de la objetividad que puedo transmitir en mis escritos. 

Más artículos...

Publicidad