Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Independientemente de lo que, al final, nuestros políticos hagan o dejen de hacer (que la Historia se lo premie o se lo demande y que a nosotros nos pille confesaos), he de aceptar que me preocupó el argumento de Pedro Sánchez sobre “las derechas con las derechas y las izquierdas con las izquierdas”. 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

España es diferente. Ahora que, tan de moda están los anglicismos y los chistes repetidos de internet, diría que lo del “typical spanish” es una realidad que me acongoja de tal forma, que acaba poniéndome los “congojos” de corbata.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Tras la semana de terror que dejamos atrás, ahora llegarán las del pánico.

Desde hace mucho tiempo, intento distinguir entre “terror” y “pánico”, de forma que, para mí, lo que realmente genera atentados terroristas como los de Niza o Estambul, no es terror. sino pánico.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Esta semana nos sacudió de nuevo el terrorismo; y otra vez en Francia: en Niza. Ahora fue un ciudadano francés de origen tunecino, pero francés a fin de cuentas. Recordé la visita que giré al Barrio de Saint-Denis en mi primer viaje a la capital francesa y cómo mis amigos galos me advirtieron que era mejor no acercarse mucho por allí: un barrio casi exclusivamente musulmán, habitado desde hacía décadas por los inmigrantes magrebíes de las excolonias

Más artículos...

Publicidad