Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Esta semana envío tarde mi artículo. Otras veces ha pasado, pero esta vez es porque me encuentro, literalmente desbordado con los actos de la Cuaresma. No creo que, durante estas fechas, exista un lugar en Andalucía que, en proporción a la población, tenga más actos cuaresmales que Écija. Pero por algo la llaman la “Ciudad de las Torres”, cuenta con cerca de veinte cofradías y con un censo de hermanos de casi veinticinco mil cofrades. Desde luego, aquí llega uno de esos listos a los que se les ha ocurrido proponer la supresión de la Semana Santa basándose en la laicidad del Estado, y va derechito al pilón de Colón o al de Puerta Cerrá, aunque estén más secos que la mojama.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

​No somos más tontos porque no nos entrenamos. Parece mentira que sigamos con la guerra de los sexos y los géneros. En vez de vivir en paz los unos con los otros y tratarnos como seres humanos normales, hay quien se empeña continuamente en encontrar agravios entre aparatos genitales, estrógenos y testosteronas, en fomentarlos e, incluso en inventárselos de forma inverosímil.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Fue al día siguiente de su descubrimiento cuando vi por primera vez a la Amazona Herida. Había estado tomando café con Sergio García-Dils en el antiguo Bar Luque y me habló de la importancia que podría tener la pieza recién descubierta –el día antes- en la “Natalio”. Fuimos a verla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En mi artículo de la semana pasada, afirmaba que “la de Podemos es gente extrema y los extremistas, digan lo que digan, nunca aceptan las disidencias. Son dogmáticos por naturaleza y esto les impide aceptar cualquier razón ajena a la propia…” y, más adelante, añadía: “Podemos es un partido demasiado heterogéneo, un revoltijo de ideas extremistas donde cabe todo -si huele a antisistema- y, por eso, ni tiene asentada su ideología y mucho menos el pragmatismo necesario… por eso, está condenado a la intolerancia…”

Más artículos...

Publicidad
Publicidad