Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves... IdentidadHoy, en vísperas de la Hispanidad, y cuando la Unidad de España está atravesando por un momento delicado debido, por un lado, a la triste manipulación que, por parte de algunos sectores, se está haciendo de la Historia común; y, por otro, a las interesadas y timoratas posturas adoptadas por parte de tanta gente obsesionada con no parecer demasiado españolista, por lo que de facistoide pueda parecer en el escaparate de los votos tontos, desde mi nacionalismo andaluz -solidario con España y la Humanidad-, me siento obligado a rememorar letras que ya escribí otras veces.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves... Recién aterrizadoEl tiempo me enseñó –y así lo escribí, parafraseando una antigua sentencia de no sé quién- que, viajando, se cura un montón de males que nos aquejan: la izquierda, la derecha, el chauvinismo, la intolerancia, la demagogia, la presunción,…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves... Tontos y tontosComo nuestro idioma es tan rico y siempre procuro utilizar los términos del vocabulario a medida, por peyorativo, no le llamo tonto a cualquiera. A quien padece un problema de carácter psíquico, lo llamo discapacitado; al que, con sus actos involuntarios, provoca una reacción o un efecto inesperado y adverso, lo llamo despistado y, si me aprietan, malange. Así, el calificativo de tonto, me lo guardo directamente para el imbécil, para al que piensa un daño gratuito y lo hace, para el que llega a provocarlo voluntariamente.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves... La cena de los quijotesCuando, antes de las últimas Elecciones Municipales, escribí unos artículos sobre la opinión que me merecía Podemos, Pablo Antonio Fontales, Secretario de esta Formación en Écija, me pidió que nos sentáramos para hablar del asunto. Yo, pensando que se sentiría más a gusto y en respuesta a sus deseos, lo invité a cenar con unos amigos.

Como mis contertulios habituales suelen ser bastante peleones, en la cena hubo de todo; precisamente por eso y, como anfitrión que me sentía, procuré guardar un silencio respetuoso, mediando en lo posible aquel debate con brevísimas intervenciones. Sin embargo, cuando ya finalizaba, Pablo se dirigió directamente a mí y me pidió que hablara, porque –según él- lo que le interesaba, tras leer mis artículos, era mi opinión, pues creía que ambos coincidíamos en lo fundamental de la Filosofía Política. “¡Convéncete, Paco! –me llegó a decir-, ¡ tú eres de Podemos!”.

Más artículos...

Publicidad