Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Este jueves pasado acudí a mi cita habitual con el Festival Internacional del Teatro Romano de Mérida. En esta ocasión lo hice para presenciar la obra de Antonio Gala SÉNECA.

Hace treinta años ya que Gala confeccionó este magnífico retrato del que fuera preceptor del emperador Nerón. Séneca, el filósofo cordobés que, viviendo en la opulencia y la corrupción características de las altas esferas del antiguo Imperio, se convirtió en “el más romano de los estoicos y el más estoico de los romanos”. El hombre más consciente de la ética en la Roma imperial, pero incapaz de negarse a la tentación del poder y sus influencias más negativas. El sabio que aseguró que lo que no prohíbe la ley puede prohibirlo la honestidad; y, acto seguido, aseveró –y experimentó en carne propia- que hay menos camino de la virtud al vicio, que del vicio a la virtud.

Leer más...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las dos largas décadas en las que anduve en la enramada de la Política “activa”, me enseñaron a discernir sobre las grandes diferencias que existen entre las Ideologías y las Ideas, entre los Partidos Políticos y los Sistemas que desarrollan o entre los propios partidos y los hombres que militan en ellos.

Leer más...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Alguien dijo que la mejor forma de llegar a ser desgraciado es intentar quedar bien con todo el mundo. Estoy con él: por quedar bien, no podemos aceptar que algo es blanco y negro a la vez. Tengo claro que, para el que tiene un poquito de vergüenza y cree en la dignidad, la incoherencia es el camino más corto a la infelicidad. Por eso la objetividad resulta tan necesaria.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad