Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ayer, sábado, con motivo del Aniversario del traslado de la Biblioteca Pública Municipal, a su emplazamiento actual, se rindió un pequeño homenaje (prácticamente familiar) al que fuera su titular desde comienzo de los noventa del pasado siglo, Don Tomás Beviá Aranda. Un pequeño homenaje que, quizá, mereció mayor presencia de las Asociaciones e Instituciones a las que perteneció, por eso creo que hoy el motivo de mi artículo estaba cantado. Tenía que convertirlo en mi pequeño homenaje personal al que fue mi Maestro y mi Hermano.

Sin embargo, lo que debía escribir sobre él, ya lo publiqué hace tiempo. Me limito, pues, a recordar algunas letras de las que escribí entonces.

Leer más...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Siempre digo que, en realidad, el paso de los años -¡tan irremediable y tan constante!- se hace como si nada. Ni siquiera lo advertiríamos si no los contabilizáramos como un hito, porque nuestro cerebro está tan sujeto a los concreto y huye tanto de lo relativo y lo abstracto, que necesita amojonar el tiempo como para saber que estamos pasando.

Leer más...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cada historia tiene sus propias historias convertidas en detalles y anécdotas y, su desconocimiento, es lo que muchas veces nos hace errar en nuestros juicios y ensalzar o maltratar a los protagonistas de las mismas. Eso lo aprendí, finalizando el siglo pasado, gracias a la historia de Jaime Ostos.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Tenemos WhatsApp 01a
Publicidad