Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Es curioso lo que se siente cuando se pretende escribir con una cierta objetividad. Se tiene la sensación de estar cercado por escopetas cargadas a punto de estallarte en las narices. Escribas lo que escribas, te perdigonean por la derecha o te acribillan por la izquierda.

Leer más...

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Si lo del Máster de Cristina Cifuentes es verdad (que parece que lo es), más que probar que la Presidente de la Comunidad de Madrid es una tramposa, demostrará que es gilitonta; pues si es mala cosa hacer trampas ocupando un cargo público, para conseguir un provecho, hacerlas tan solo por el lustre es una morrocotuda estupidez. Una cosa es delinquir para tener más y otra por parecer más. Máxime, estando el patio como está.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Ayer, mi querido Amigo, mi admirado Hermano Diego Lamoneda Díaz, me informó sobre la sentencia dictada por el Tribunal Supremo respecto a las clases de religión que –si así los padres lo desean- deberán seguir impartiéndose en toda España hasta segundo de Bachillerato. Sentencia ésta que restituye un derecho por el que, durante años (desde que se lo negaron para su hija), ha peleado con uñas y dientes, un Jurista de categoría contrastada: su hermano Francisco Lamoneda Díaz y, gracias a la cual, los padres españoles podremos elegir, para nuestros hijos, la Educación en los principios, familiares e individuales, que defendemos y que vivimos.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad