Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

​No somos más tontos porque no nos entrenamos. Parece mentira que sigamos con la guerra de los sexos y los géneros. En vez de vivir en paz los unos con los otros y tratarnos como seres humanos normales, hay quien se empeña continuamente en encontrar agravios entre aparatos genitales, estrógenos y testosteronas, en fomentarlos e, incluso en inventárselos de forma inverosímil.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Fue al día siguiente de su descubrimiento cuando vi por primera vez a la Amazona Herida. Había estado tomando café con Sergio García-Dils en el antiguo Bar Luque y me habló de la importancia que podría tener la pieza recién descubierta –el día antes- en la “Natalio”. Fuimos a verla.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En mi artículo de la semana pasada, afirmaba que “la de Podemos es gente extrema y los extremistas, digan lo que digan, nunca aceptan las disidencias. Son dogmáticos por naturaleza y esto les impide aceptar cualquier razón ajena a la propia…” y, más adelante, añadía: “Podemos es un partido demasiado heterogéneo, un revoltijo de ideas extremistas donde cabe todo -si huele a antisistema- y, por eso, ni tiene asentada su ideología y mucho menos el pragmatismo necesario… por eso, está condenado a la intolerancia…”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Desde hace unos meses se puso de moda eso de la cobra. Confieso que yo no tenía ni idea de lo que era hasta que, en una repetición que ofreció televisión, Chenoa le acercó la boca a Bisbal y éste dio un brinco para atrás como si hubiera visto una plancha de alisar el pelo, dejándola a la pobre con la miel en los labios. Hoy pienso en aquello porque me parece que la cosa pinta cobra.

Más artículos...

Publicidad