×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Francisco Fernández-Pro: Letras breves… Pilares que se tambalean.-Dos de los pilares básicos en los que se sustenta nuestra Democracia son la Razón que nos legó la Grecia Clásica y las leyes que la antigua Roma dictó, basándose en esa razón. Nuestra Democracia Occidental nació de esta simbiosis y por eso la proclamamos Estado de Derecho: porque, conforme a la Razón, mantiene el orden necesario para la convivencia, legislando en defensa de la justicia y manteniendo el equilibrio de los derechos individuales con el de todos los demás seres humanos en la Sociedad que habitamos.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Letras breves... La razón y los perrosDicen que, en el principio, Dios sopló sobre el hombre y le otorgó el libre pensamiento: la Razón. Yo digo que, después, llegó el diablo y, con la intención de joder la obra de Dios, dotó al hombre del estómago, para que hubiera en él algo mucho más fuerte que su capacidad de razonar: la necesidad de llenarse el buche. Por eso, aunque pensar es fácil, muchas veces resulta tan complicado para quien vive pendiente del pienso. Paulov le puso un nombre: “comportamiento condicionado”.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Letras breves... ¿PODEMOS?Lo malo de la gente que llega a la política sin ideología, es que lo que busca es la medalla o el jornal.

Lo malo de la mayoría de las ideologías, es que malparen individuos sordos e intolerantes para otras posibles soluciones o consignas que no sean las dictadas por los aparatos de sus partidos.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

LA MOLLETADA ECIJANA

Señores, muy buenos días:
mi amigo Juan Méndez Varo
me pide que en un minuto,
por no pecar de pesado,
de la bienvenida a ustedes
y les hable de este acto.

Este acto es bien sencillo:
una molletada al canto,
que es como decir en Écija
“desayunar con encanto”.

Publicidad
Publicidad