“Tipografía”

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una de las realidades de nuestra Comunidad que con mayor interés deberíamos defender y que, sin embargo, tenemos bastante dejada, es la calidad de Écija como Cabecera de Comarca.

Con frecuencia, cuando hablamos de la Historia de nuestra ciudad, nos olvidamos de la de nuestra Comarca que, como vida en Comunidad, forma parte de nuestro Patrimonio Colectivo.

Así ha ocurrido siempre con la que se refiere a la creación, asentamiento y desarrollo de lo que dio en llamarse las Nuevas Poblaciones de Andalucía, iniciado con un Fuero promulgado por Carlos III en julio de 1767 (este próximo 5 de julio se cumplirán los 250 años) y que ha tenido y tiene muchísima más repercusión en el desarrollo socioeconómico –y hasta diría, antropológico- de nuestra Ciudad, de lo que muchos ecijanos podamos pensar.

Aparte de las poblaciones fundadas en Sierra Morena y cuyo Centro administrativo radicaba en La Carolina, las que fueron fundadas en la zona occidental, como La Luisiana, Cañada Rosal, La Carlota, Fuente Palmera, Fuente Carretero y todos sus núcleos de población –desde Campillos a la Aldea Quintana, El Villar o Cañada de Rabadán-, son poblaciones íntimamente unidas a Écija, en todos los aspectos: en el Comercial, en el docente, en el sanitario, en el cultural y, por supuesto, en el Histórico.

Una Historia ésta que nació como el gran proyecto de la Ilustración española y que trataba de adelantar en más de dos siglos, lo que después sería la globalización de las naciones europeas. Unas poblaciones regidas por unas normas ilustradas que, por primera vez, ordenaba la escolarización libre y gratuita de los niños o reconocía el derecho a la mujer de trabajar en las mismas condiciones que el hombre.

Para ello, Carlos III –el Rey que venía de Nápoles- contó con un español, Campomanes -que pretendía poblar las tierras infértiles del Nuevo Mundo-, un peruano, Pablo de Olavides –que propuso que esas tierras infértiles fueran las de Andalucía, con lo que se paliaría, en parte, los graves problemas derivados de la falta de población, especialmente el bandolerismo- y un bávaro, Juan Gaspar de Turriaguel, que se comprometió a reclutar a seis mil colonos europeos para hacer realidad el proyecto.

Este año el Fuero de las Nuevas Poblaciones cumplirá su CCL Aniversario y, por ello, nuestros pueblos hermanos lo celebrarán con fiestas, conferencias, eventos de todo tipo y, como gesto especial, el próximo miércoles día 5 (fecha del aniversario), repicarán las campanas de todas las poblaciones que fueron.

Una Historia compartida, gestada con grandes claroscuros y de recorrido muchas veces difícil (sobre todo en sus comienzos) pero que, con el tiempo, con la paciencia, con la resignación y, al final, con la tolerancia y la buena voluntad de todos los vecinos, se ha transformado en un Presente de múltiples e ilusionantes proyecciones.

Muchísimas felicidades a todos nuestros vecinos. Ojalá que los ecijanos sepamos estar a la altura de esta Historia y, desde nuestro Ayuntamiento, nos sumemos a la efeméride, aunque sólo sea haciendo sonar –con alegría- todas las campanas de esta Ciudad de las Torres, que durante las dos últimas centurias y media, ha compartido su latido con aquellos que llegaron llenos de esperanza y que ya forman parte indisoluble de nuestras propias raíces.

Comentarios   

# Efectivamente, lo natural e histórico es la comarca.Ciudadano.X 30-06-2017 14:33
Gracias por la llamada de atención tan documentada y argumentada.
Responder | Responder con una citación | Citar
# RE: Efectivamente, lo natural e histórico es la comarca.Francisco Fernández- 09-07-2017 14:03
Muchas gracias a usted por sus letras.
Aunque Écija falló el día 5, espero que el próximo día 16, seamos muchos los ecijanos que nos acerquemos a Cañada Rosal, para celebrar con nuestros vecinos su Aniversario.
Un saludo.
Responder | Responder con una citación | Citar
Publicidad
Joyeria Ramos