Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Sucedió uno de estos días, cuando todos andábamos revueltos con las noticias sobre el invento de la secesión catalanista. Se obró el milagro.

Fue el viernes, en el Palacio de Benamejí de Écija. Un solo hombre, con el prodigio de la Palabra, hizo que más de ciento cincuenta personas, nos olvidáramos por más de una hora de tanta mala leche y tanto desvarío.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El Camino de la Sinrazón es fácil de vislumbrar. La falta de argumentos, lleva al insulto y el insulto genera violencia. Sus cunetas se llenan de ladridos y sus destinos de incertidumbre.

Para los extremistas sólo existe la bondad de sus certezas, por eso todos los que no comulgamos con sus verdades somos repudiados, advenedizos (bien por la derecha o bien por la izquierda, todos los demás somos “rojos” o “fascistas”)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Hace cuatro años, tras una conversación con un amigo, escribí un artículo sobre la Identidad hispana y sobre la sinrazón de las exclusiones culturales. Sin darnos cuenta, habíamos acabado interrelacionando lo que ocurría entonces con Cataluña –que era el preludio de lo que ahora nos está pasando- y la animosidad que, en países de Hispanoamérica, surgió contra España hace siglos, se mantuvo con los años y, en algunos de ellos, se sigue sintiendo hoy en día (paradójicamente, generado y alimentado por los propios españoles… que, como siempre, nos maltratamos de forma inconcebible e inevitable).

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Si los escaparatistas de la independencia catalana, siguen demostrando su maestría en la manipulación y el oportunismo, deberíamos esperar que hayan previsto su declaración unilateral para el Día de la Hispanidad, que anda ya a un tiro de piedra. España rota el día de la Hispanidad, con lo que esto tendría de gesto en la prensa internacional y, sobre todo, en la de los países sudamericanos (y no digamos ya en Venezuela, con lo que el Régimen de Maduro le gusta a los que aquí tanto apuestan por el diálogo). Esta fecha, pues, puede ser clave para sus intereses y, por tanto, tardía para la reacción del Estado.

Más artículos...

Publicidad