Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Tuvo que ser las vísperas del Día de la Constitución, cuando uno de los lectores de mis artículos me interpelara sobre mi opinión respecto a VOX.

Como soy hijo de la lucha por la Transición y ejercí la política de los años posteriores, me considero eminentemente Constitucionalista y, partiendo de esta premisa, desgloso los siguientes puntos de la Carta Magna:

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cuando hace un par de años mi amigo Juan Marín, Presidente de la Asociación Cultural Tientapanza, me pidió que escribiera una historia sobre el personaje –del que nadie sabía nada-, el mayor problema con el que me enfrenté fue tratar de endulzar al personaje (había niños a los que le daba miedo), buscándole un sentido al acto que lo hace tan singular: pasar su mano por la barriga para comprobar que los niños comieron.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Hace un par de artículos nos referíamos a la diferencia entre un ciudadano y un vasallo. La cosa no es baladí, porque de la diferencia de ser lo uno o lo otro depende nuestra Democracia, pues si la Democracia es el “gobierno del Pueblo”, la Oclocracia se define como el “Gobierno de la muchedumbre”; y si el Pueblo tiene alma y responde a la razón, la muchedumbre se mueve por el instinto de supervivencia.

Leer más...

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Los tiranos surgieron siempre desde la ignorancia y, por eso, afianzan su tiranía quemando libros, asesinando a educadores y filósofos, derribando o controlando las aulas con inquisidores o comisarios políticos (¿qué más da el nombre que tuvieran?...): todo, por evitar la dignidad formada del ciudadano, la reacción de quien conoce las opciones, su capacidad garante de una elección realmente libre. A cambio, la tiranía propicia el pan y el circo, el bienestar filiadas, las gratificaciones de la servidumbre; y quizá, por esto, son los ignorantes sin conciencia y los pillos sin escrúpulos, los que infestan las tiranías y las mantienen.

Leer más...

Más artículos...

Publicidad
Publicidad