Reunión con la comunidad de regantes

“Tipografía”

Con más de cinco millones de euros de inversión, una nueva comunidad de regantes de Écija va a poner en marcha una iniciativa pionera en la zona transformando terrenos de cultivos de secano en hectáreas de regadío gracias a la utilización de aguas depuradas en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Publicidad

El proyecto responde a una iniciativa de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para utilizar las aguas residuales una vez tratadas, para la transformación de terrenos de secano en terrenos de regadío.

Esta idea fue acogida en la cooperativa CAPI y se realizó un anteproyecto que abarcaba una extensión de más de 3.000 hectáreas. Finalmente la confederación ha aprobado provisionalmente el proyecto pero ha dado autorización para el uso de 1.500 metros cúbicos de agua, lo que supone que finalmente serán unas 1.030 hectáreas las que sean transformadas “aunque hubo peticiones para más de dos mil”, señalaba Ignacio Martín, secretario de la Junta Rectora que se configuró para la creación de la Comunidad de Regantes de Écija, que es la denominación adquirida. 

A partir de ahora queda esperar la aprobación definitiva del expediente y en ese momento podrán comenzar las obras que se prolongarán durante aproximadamente un año y que cuentan con un coste estimado de unos cinco o seis millones de euros, inversión que soportarán los propietarios de los terrenos “el coste por hectárea exclusivamente de llevar el agua a las parcelas puede estar entre 5.000 y 6.000 euros. A eso tenemos que añadir que cada propietario hace una transformación de su parcela en regadío y en arboleda” lo que supone que por hectárea puede suponer una inversión de unos 10.000 euros, destacaba Martín.

Serán unos 35 o 40 comuneros los que lleven a cabo esta transformación en sus parcelas y la plantación será mayoritariamente de olivar. 

La nueva comunidad de regantes ha mantenido un encuentro con el Alcalde de Écija, David García Ostos para presentar el proyecto, donde el primer edil ha destacado la importancia de este proyecto por lo que supone para el municipio “cuando pasa de secano a regadía es más creación de riqueza y de valor añadido”, concluía García Ostos. 

Publicidad
Publicidad