Olivar

“Tipografía”

Conocer en cada momento la cantidad de agua que necesita un cultivo, es el objetivo de un proyecto que se ha iniciado el pasado mes de junio y que tiene como banco de pruebas distintos puntos de la provincia de Sevilla, entre los que se encuentra el término municipal de Écija.

Publicidad

El proyecto estará en prueba hasta el 2020 y con él se busca optimizar el riego en cultivos permanentes como pueden ser olivar, cítricos y almendro, todos ellos se cultivan en el término municipal de Écija.

Este sistema consiste en la instalación de cámaras dotadas con sensores que obtiene datos termográficos de los cultivos y permite sabe la situación de cada árbol y su estado hídrico a tiempo real, algo que indicará saber si están bien o mal regados.

Además este sistema cuenta con un añadido. Los datos que aportará están pensados para que sean fácilmente interpretado por el propio agricultor donde se indicará a través de un teléfono móvil o una tablet, las recomendaciones de riego, lo que reduce coste al no tener que contratar los servicios de un técnico cualificado.

En este proyecto cuenta con la implicación de Asaja Sevilla, Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS- CSIC), la Comunidad de Regantes del Valle Inferior del Guadalquivir y una empresa sevillana.

Publicidad
Tenemos WhatsApp 01a
Publicidad