“Tipografía”

Las comarcas de la Campiña y la Vega, ambas en Sevilla, son las dos zonas de la provincia que presentan una mayor superpoblación de conejo silvestre. El término municipal de Écija es el mayor de la Campiña sevillana, y la localidad astigitana, según la Junta de Andalucía, es uno de los 37 municipios de la provincia con una elevada presencia de estos mamíferos.

Esta superpoblación supone un problema para los agricultores, algo por lo que la Consejería de Medio Ambiente ha aprobado por segundo año consecutivo medidas cinegéticas excepcionales por los daños que los conejos provocan en los cultivos.

Esta medida supone el levantamiento de la veda de la caza de conejo silvestre desde el 14 de agosto hasta el 27 de noviembre ininterrumpidamente aunque “se podría ampliar hasta el 11 de diciembre, en determinados días de la semana, siempre que existan daños habituales a la agricultura. Siempre que se autorice expresamente en el plan técnico de caza”, según recoge el  portal de Caza y Pesca Continental en Andalucía.

Las capturas, según la resolución de la Medio Ambiente, se permiten en vivo con hurón, perros, aves de cetrería y redes, así como mediante capturadero. Se podrá utilizar armas de fuego entre el 1 de diciembre y el 30 de abril del próximo años, aunque en determinados días de la semana y con un límite de cinco cazadores por cada 250 hectáreas.

Los cultivos más afectados por los conejos son el trigo, girasol y olivar, además de provocar daños en los goteo de riego.

La elevada presencia de esto mamíferos se debe a la gran presencia de cultivos herbáceos y una menor afectación de enfermedades.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad