Reunión en la sede de la CHG

“Tipografía”

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, invertirá 400.000 euros para acondicionar los cauces y paliar los efectos del temporal del pasado mes de octubre en los municipios sevillanos afectados por estas lluvias.

Publicidad

Así lo han conocido los alcaldes de los municipios afectados por la crecida de ríos y arroyo, entre los que se encontraba el Alcalde de Écija, David García Ostos, durante la reunión mantenido con el presidente de la CHG, Joaquín Páez y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano.

Páez ha informado a los representantes municipales que la CHG pretende actuar, con fondos propios y de manera inmediata, en todas las zonas afectadas. Por otra parte, también ha señalado que “estamos gestionando con el Ministerio para la Transición Ecológica otros fondos, no solo para completar actuaciones importantes que no puedan ejecutarse con crédito del Organismo, sino también para intervenir en la conservación de cauces del resto de municipios que puedan ser afectados en un futuro”.

En el transcurso de la reunión, Páez ha recordado la máxima preocupación que el Organismo de cuenca, en continua coordinación con Subdelegación del Gobierno en Sevilla, ha mostrado con la situación sufrida por estos municipios. Desde que se produjeron los episodios de avenidas extraordinarias en la cuenca del Genil, del 20 al 22 de octubre, el personal de Comisaría de Aguas de la CHG ha estado sobre el terreno evaluando los daños en el dominio público hidráulico, principalmente de las cuencas de los ríos Yeguas y Blanco, en distintos términos municipales. Tras una primera valoración, el propio comisario adjunto de la CHG ha mantenido permanente contacto con los alcaldes, que le han transmitido directamente las principales afecciones de sus municipios.

Las actuaciones anunciadas, que se iniciaran de forma inminente, están encaminadas a la restauración fluvial y la mejora de la estructura de las obras para asegurar la capacidad hidráulica de los cauces. Entre otras medidas, se llevarán a cabo la protección de taludes y márgenes, el encauzamiento de pluviales, la limpieza de los canales y la retirada de sedimentos y arrastres.

En este sentido, el presidente ha hecho un llamamiento a los alcaldes para que se reduzcan las malas prácticas agrícolas, entre ellas, los arrastres, una de las principales causas de la afección a los cauces. “Es imprescindible trabajar para agricultura y ecosistemas estén perfectamente integrados, si queremos mantener la actividad agrícola en el futuro”.

Publicidad
Publicidad