“Tipografía”

Parece que no hay vuelta atrás y tanto Junta de Andalucía como Ayuntamiento de Écija no van a aceptar las condiciones de la empresa Dragados para la continuar con la obra de rehabilitación de las Casas Consistoriales, y que suponen nuevas reformas en el proyecto y por tanto más dinero.

Publicidad

El último movimiento que se ha dado desde las administraciones ha sido la notificación a la empresa por parte del Gobierno regional en la que se expresa el posicionamiento de la Junta de Andalucía, y que no es otro, según ha señalado el portavoz del Gobierno local “ni la Junta de Andalucía está dispuesto a pagarlo, ni el Ayuntamiento de Écija, porque además eso no tiene límite”, destacaba José Antonio Rodríguez. Ahora la empresa podrá presentar alegaciones.

Ante esta situación, desde el Gobierno local esperan noticias en breve “que pronto tengamos la anulación del contrato lo antes posible”, algo que abrirá un nuevo proceso de adjudicación y que tendrá como consecuencia un retraso en la ejecución de la obra.

Más de un año desde el inicio de la obra

El 19 de julio de 2017 la Junta de Andalucía daba por iniciadas las obras en las Casas Consistoriales de Écija. Una de las primera acciones realizadas por la empresa adjudicataria fue la instalación de una valla perimetral, la colocación de un cartel publicitario y meses después se instalaría el primer y único andamio –el cual después se quitaría para colocarlo en otro lugar-. Se cortó el paso de viandantes en la calle Mandobles –ya reabierta- y el pasado 11 de junio se instalaba una grúa que no ha tenido actividad. Durante este tiempo apenar un par de operarios –tres o cuatro en el mejor de los casos- han trabajado en el edificio que lleva cerrado desde 2009.

Publicidad
Publicidad