Casas Consistoriales en la Plaza de España "El Salón"

“Tipografía”

Después de poco más de una año desde el inicio de la obra de las Casas Consistoriales de la Plaza de España “El Salón” por parte de la empresa Dragados, el Gobierno local no dudaría en retirarle la concesión de la obra por incumplimiento de contrato.

Publicidad

Lo ha señalado el Alcalde de Écija, David García Ostos, quien se ha pronunciado por primera vez públicamente sobre el asunto “los tengo claro, si este contrato dependiera del ayuntamiento hay motivos suficientes para una rescisión de contrato unilateral por incumplimiento de contrato”.

García Ostos se refiere a que la obra de las Casas Consistoriales depende de la Junta de Andalucía, y el ayuntamiento en esta obra soporta una cofinanciación de la misma que supone el 20%, por lo que la decisión no puede ser unilateral.

Por este motivo desde el ayuntamiento se ha remitido un escrito a la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía con una cronología del último año en relación al desarrollo de la obra, así como el perjuicio que está suponiendo para la ciudad y lo que puede suponer en el futuro.

En este sentido el alcalde ha recordado que la obra del ayuntamiento está alterando la vida normal de la ciudad y que en materia económica ha supuesto un importante esfuerzos que ha afectado a otras inversiones “nos están menoscabando la capacidad inversora del ayuntamiento en obras importantes para la ciudad o en servicios públicos”.

En opinión del acalde “Dragados no tiene intención de hacer la obra” y por este motivo se ha remitido toda la información a la consejería para que los servicios jurídicos del gobierno autonómico “actúen en consecuencia”.

En la cronología de los hechos, la obra se dio por iniciada en julio de 2017, durante todo ese año la empresa no presentó ninguna certificación. En enero de 2018 se solicita una reunión con la empresa donde se comienza a hablar de la realización de unos estudios de cimentación. En marzo de este año se remiten las primeras certificaciones de obra que no alcanzan los 30.000 euros, cuando a esas alturas la cantidad debería de rondar los 700.000 euros. Cuando se cumple un año del inicio de los trabajos se mantiene un nuevo encuentro entre las dos administraciones y la empresa y es aquí donde se pone en evidencia el poco interés de la empresa de realizar el proyecto tal y como estaba redactado y como fue adjudicado “ellos presentaron una oferta con un proyecto y tienen que ejecutarlo, y si no lo ejecutan, incumplimiento del contrato”, concluía el alcalde que reiteraba la posición del ayuntamiento de no aceptar ningún modificado que suponga un incremento del presupuesto de la obra.

Publicidad
Tenemos WhatsApp 01a
Publicidad