Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Cádiz

“Tipografía”

Con un tipo y repertorio que cuenta las vicisitudes de un grupo de viudos que echan en falta, de un modo particular la ausencia de su mujer, la primera de las chirigotas ecijanas que este año se han presentado al Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, ha llegado hasta las tablas del Gran Teatro Falla.

Algo desaliñados -se nota que la plancha y el lavado no es lo suyo- lo primero que llama la atención de estos viudos es la afinación de sus voces y una presentación que según se ha ido desarrollando la actuación ha sido lo más destacado y agradecido por el público.

La tanda de pasodobles ha comenzado con todo un clásico de las agrupaciones que no son de Cádiz, el piropo a la “tacita de plata” o como es el caso, la experiencia que supone para ellos participar en este concurso. La segunda copla ha estado dedicada a la mujer, en este caso a la que ya no está con ellos.

Los cuplés ha centrado el argumento del primero en un intento de rehacer su vida con otra persona, mientras que el segundo ha recurrido a uno de los personajes de la política catalana, Oriol Junqueras.

Para finalizar, con el popurrí han hecho un recorrido por la vida que han compartido con su mujer, la relación y los recuerdos que aún mantienen.

La primera actuación de esta chirigota en el Falla ha presentado una agrupación en la que no se han notado los nervios y en la que destaca un buen conjunto de voces pero que adolece en las letras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Publicidad